Cómo usar tus aceites esenciales

Image by Vero Photoart

Los aceites esenciales pueden ser administrados por varias vías ( difusión, tópica, oral, rectal, etc.) excepto intravenosa e intramuscular. Dependiendo del uso que le vamos a dar al aceite esencial se utiliza de una manera u otra.

Aplicación tópica

  • La piel es permeable y los aceites esenciales pasan al torrente sanguíneo y a los tejidos del cuerpo en unos 20-40 minutos. Algunas áreas de la piel (las palmas de las manos, las plantas de los pies, etc...) son más permeables que otras, ya que tienen los poros más grandes.

  • El calentamiento o el masaje de la piel aumentan la capacidad de absorción.

  • Se suele absorber alrededor de un 40%, debido a la volatilidad de los aceites esenciales.

  • El aceite esencial diluido en aceite vegetal tiene la capacidad de absorción intracelular.

  • Puedes aplicar el aceite esencial en la zona del cuerpo que quieres tratar.

  • Cuando utilizamos aceites esenciales con niños siempre debemos utilizarlos diluidos en un aceite vegetal/portador (aceite de almendra, de oliva, de coco, de jojoba...) ya que tienen la piel muy sensible.

Inhalación

  • Cuando se inhalan los aceites esenciales, las partículas del aceite van directamente al sistema límbico, que es el centro de la memoria y las emociones. Estas partículas de aceites pueden hacer que cambie el estado de ánimo, la sexualidad, la agresividad, la alimentación, la reproducción y las emociones.

  • A diferencia del resto de sentidos, los estímulos olfativos son los únicos que llegan directamente a la corteza cerebral, sin pasar por el filtro del tálamo (centro receptor) para sufrir un análisis preliminar.

Los aceites se pueden inhalar de diferentes maneras:

  • Colocando un par de gotas en la palma de la mano. Para activar la energía de los aceites esenciales te recomendamos colocar un par de gotas en la palma de la mano y girarlo con el dedo índice de la mano opuesta. Al formar 2 o 3 pequeños círculos hacia el lado derecho, (en sentido de las manecillas del reloj) estarás activando todo su potencial. Inhala profundamente tres veces para aprovechar todas las propiedades de los aceites esenciales.

  • Inhala desde un cuenco: Pon un poco de agua caliente (no hirviendo) en un cuenco y añade unas gotas de aceite esencial. Tapa tu cabeza con una toalla y aspira profunda y lentamente.

  • Como perfume o poniendo unas gotas en una joya especial para difundir aceites esenciales.

  • Por inhalación directa de la botella de aceite esencial. (Pon atención, algunos aceites esenciales o sinergias ricos en fenoles, como el orégano, el tomillo,...pueden ser irritantes para las mucosas)

Difusores:

  • Los difusores especiales para aceites esenciales funciona por ultrasonidos: hace vibrar el agua y el aceite esencial, de manera que estos se mezclan y se dispersan en el ambiente.

  • Purifican y humidifican el ambiente.

  • Eliminan malos olores.

  • Mata bacterias y gérmenes transportados por el aire.

  • Aumenta el oxígeno atmosférico y de este modo proveer de iones negativos.

  • Dispersar aceites esenciales relaja el cuerpo, libera la tensión, aclara la mente, infecciones respiratorias, dolor de cabeza...

  • Los difusores de calidad no calientan los aceites esenciales. Además los difundir los aromas, son humidificador y atomizador. Al ser un atomizador, funciona por un sistema de ondas de ultrasonido que crea una fina solución de micro partículas de agua y de aroma que quedan suspendidas en el aire. El vapor de aire que sale es frío, ya que el calor destruye las moléculas aromáticas de los aceites esenciales y así se perderían sus propiedades terapéuticas.

Ingesta

  • Una forma de introducir los aceites esenciales en tu día a día y ayudar a tu cuerpo es añadiendo unas gotas en el agua y beberlos.

  • Solo se deberían ingerir algunos aceites esenciales, pregunta a tu médico.

Puedes usarlos para:  

- Puedes condimentar tus platos (RECUERDA QUE A ALTAS TEMPERATURAS PUEDEN PERDER SUS PROPIEDADES BENEFICIOSAS).


- Ingerir en una infusión (añádelos antes en un poco de leche o de miel, si no flotarán las gotas en la superficie).


- Añade alguna gota al agua (con una pizca de sal para que no se queden en la superficie).


- Ingerir en cápsulas (esto es ideal para un tratamiento de pocos días, por ejemplo para aumentar las defensas).

  • Antes de ingerir un aceite esencial asegúrate que no es un aceite “caliente” o que es fuerte para la piel y las mucosas como el orégano, clavo, canela, jengibre, tomillo... En estos casos es mejor ingerirlos en cápsulas con aceite de oliva.