top of page

Diario de nuestro viaje

Cómo utilizar la aromaterapia en el cuidado del hogar y en la limpieza del aire.

Actualizado: hace 6 horas



Los aceites esenciales son poderosos antisépticos, que podemos usar para limpiar el suelo, lavabos y otras superficies y que Hace muchos años se esta usando la aromaterapia para mantener limpia nuestras casas de forma totalmente natural.


Limpieza del suelo: añade agua caliente en un cubo, agrega 100 ml de vinagre, 1 cucharada sopera de bicarbonato sódico, del que tengáis en casa, y sumerge un trapeador limpio, da primero una pasada por toda la superficie y laváis el trapeador y en la última pasada añades sobre el trapeador de 6 a 10 gotas de árbol de té. Friega el suelo con eso. Puedes añadir también, unas gotas de limón para proporcionar un aroma fresco y agradable para toda la familia.


¿Qué hago con la alfombra?

Prepara la siguiente fórmula para vaporizar después de pasar la aspiradora.

Añade en un frasco con vaporizador 50 ml de alcohol de 95º, luego 50 ml de agua y agrega 20 gotas de árbol de té y 20 gotas de niaoulí. Agita la mezcla antes de cada uso, y vaporiza siempre después de pasar el aspirador, como toque final antiséptico y desinfectante.


Limpieza del WC: añade en un frasco de 100ml con vaporizador 90 ml de alcohol de 96º, luego añade 10 gotas de árbol de té y 10 gotas de limón, agita bien y después de limpiar bien el WC, vaporiza por toda la superficie interna y externa, pasando finalmente un paño limpio.


Limpieza de superficies (encimera, vitro, mesa etc…): después de limpiar perfectamente con agua y jabón, añades en un frasco de 100 ml con vaporizador 50 ml de alcohol de 95º, 50 ml de agua, 10 gotas de árbol de té, 10 gotas de limón. Agitas bien antes de cada vaporización y rocía la encimera y superficies, pasa un paño para distribuir bien la fórmula. Utilízala al menos 2-3 veces por día.


¿Cómo mantener condiciones de asepsia atmosférica?


Lo ideal es disponer de un difusor de aceites esenciales, añade en el difusor tu aceite esencial de árbol de té y limón en partes iguales, es ideal porque se trata de un antimicrobiano de amplio espectro. La introduces en el difusor y la difundes en períodos alternativos de ½ hora, varias veces al día.

Si no tienes difusor, se puede preparar en un frasco a partes iguales con alcohol de 95º, agregar 20 gotas de árbol de té y 20 gotas de limón, agitar y vaporizar por el ambiente y los rincones de la casa de dos o 5 veces por día.


bottom of page